Tratamientos Post Quirúrguicos

TRATAMIENTOS PRE Y POST LIPOSUCCIÓN


PRE

DRENAJE LINFÁTICO PREVIO A LA INTERVENCIÓN.

Puede aplicarse previamente a la intervención, en este caso las sesiones comenzarán al menos dos semanas antes de la liposucción recomendándose un mínimo de 4 sesiones; con ello conseguimos:
Disminuir la ansiedad pre-operatoria.
Activar el sistema linfático para que trabaje más rápidamente en los procesos de reconstrucción de tejidos lesionados tras la operación.
intervención quirúrgica.
Facilitar la labor del cirujano.
Las sesiones de DRENAJE LINFÁTICO POSTLIPOSUCCIÓN pre-operatorias son sobre todo importantes en mujeres con insuficiencia venosa y/o tendencia a retener líquidos.

POST

Es en el periodo postoperatorio donde el DLM ha demostrado su utilidad y eficacia. Comenzamos las sesiones postoperatorias tan pronto como autorice el cirujano que realizó la operación. Se suele empezar entre el 4º y el 5º día tras la intervención. En algunas liposucciones comenzamos al día siguiente (sin quitar la faja al cliente). La fecha exacta de comienzo depende de la extensión y características de la liposucción, del tipo de piel del cliente, y sobre todo de la experiencia y pericia del fisioterapeuta.
La técnica de ejecución es precisa y la movilización de la piel durante la primera semana es mínima para facilitar la correcta retracción de la piel. La liposucción puede dañar vasos linfáticos y las uniones de la piel con las estructuras inferiores; la movilización precoz de la piel podría dificultar la correcta regeneración linfática y la creación de enlaces que unan la piel con las estructuras subyacentes. Un exceso de movilización podría tener como resultado una piel más flácida, empeorando el resultado de la intervención.
A menudo las clientes cuando acuden por primera vez a las sesiones de DLM muestran un cierto temor al pensar que el tratamiento va a ser doloroso; el DLM postoperatorio no provoca dolor ni molestias, incluso sobre tejidos llenos de edema y equimosis. El DLM bien realizado proporciona alivio desde la primera sesión.
A partir de los 15 días finalizamos la sesión de DLM con maniobras de deslizamiento para favorecer la reabsorción del edema a través del sistema venoso. La velocidad de las maniobras es lenta, en recorrer toda la pierna tardaremos unos 8-10 segundos. Utilizamos gel de “efecto frío” o aceites esenciales que favorezcan la circulación sanguínea y linfática.
Objetivos:
Acelerar la reabsorción de edema y equimosis.
Favorecer la regeneración de los capilares y vasos linfáticos dañados tras la liposucción.
Disminuir las molestias y proporcionar bienestar en el postoperatorio.
Disminuir la duración del periodo postoperatorio.
Mejorar el estado de la piel.
Acelerar la recuperación de los tejidos. Acelerar la recuperación de sensibilidad en la piel.
Favorecer la retracción de la piel. Acelerar la reabsorción de zonas fibrosas por estimulación de macrófagos.
Recomendamos un mínimo de 10 sesiones de DLM tras la liposucción, aplicadas dos veces por semana; aunque lo ideal sería realizar las sesiones a diario durante la primera quincena, espaciándolas posteriormente.

PRESOTERAPIA.
Es un buen complemento si se utiliza de forma racional. Se puede comenzar a aplicar a partir del 2o día si el cirujano lo autoriza. En las primeras sesiones (si se empieza durante la primera semana) no es necesario ni recomendable que la cliente se quite la faja compresiva.
Es mejor la utilización de equipos programables que en los que pueda regularse la presión por segmentos, ya que la localización y extensión del edema puede variar mucho según las zonas donde se realice la liposucción. La presoterapia será siempre de baja intensidad.

LPG
El LPG puede utilizarse tanto en el postoperatorio inmediato como posteriormente. Se utiliza en cada caso el programa más adecuado de drenaje o de remodelación. Se deben tener en cuenta las mismas precauciones que con el DLM evitando durante las primeras semanas un exceso de movilización de la piel.

COSMETICOS
Es recomendable utilizar cremas hidratantes para evitar la descamación de la piel producida por la faja.
Si aparecen zonas fibrosas podemos utilizar cremas “efecto calor” que provocan hiperemia en los tejidos superficiales incrementando el metabolismo. En ocasiones producen buenos resultados y ayudan a reducir la fibrosis.
Los geles de efecto frío son de utilidad al mejorar el retorno venoso y crear una sensación de frescor y descongestión muy agradable para la cliente. Pueden aplicarse al finalizar la sesión con deslizamientos.

 

Contacta con nosotros

Déjanos tus datos y contactaremos contigo.


Persona de contacto:
Teléfono:
Email:
Asunto:
Pon el número que aparece en la imagen:
This Is CAPTCHA Image

He leido y acepto la política de privacidad



Tel. 628802438.