Acné

El acné es una enfermedad inflamatoria que afecta al folículo piloso. En concreto, el canal del folículo del pelo y las glándulas sebáceas asociadas que producen sebo o aceite. Es una enfermedad que afecta a personas de todas las edades, aunque es más frecuente en adolescentes (80%) y adultos jóvenes (20-30 años).

 

¿Cómo se manifiesta el acné?
Hay diferentes tipos de lesiones. Las más comunes son comedones (puntos negros), pápulas y pústulas (impurezas llenas de pus), y más raramente quistes y abscesos. Estas lesiones se localizan en la cara y algunas veces en la espalda, el pecho, los hombros y el cuello. Las lesiones del acné pueden producir una alteración estética que es causa frecuente de problemas sociales y emocionales. Por otra parte, el acné puede producir cicatrices permanentes en la cara que pueden alterar la imagen de una persona o menoscabar su autoestima.
Afortunadamente, el acné es curable. Con el tratamiento adecuado, es posible prevenir a tiempo el desarrollo de estas cicatrices indeseables y mejorar la piel y la apariencia física en general.

Causas
Tres factores principales: un proceso de queratinización anormal excesiva dentro del folículo, el sebo excesivo (una secreción de las glándulas sebáceas compuesta de aceite, queratina, y desechos celulares), y una bacteria llamada Propionibacterium acnes.
El primer problema es una queratinización anormal (exceso de escalas) en la parte más baja del folículo. Esto retiene el sebo y forma una barrera en los conductos excretores de las glándulas. El segundo factor se da cuando se produce un aumento en la secreción de sebo por las glándulas sebáceas. Este aumento se estimula por los cambios hormonales (secreción de las hormonas testosterona o masculino) que se producen durante la adolescencia. La obstrucción de la conservación o sebo conduce al desarrollo de comedones - una colección de material sebáceo y queratina retenido en el folículo del pelo y los conductos excretores de las glándulas sebáceas. Los comedones pueden ser abiertos (cabezas de negro) o cerrados (cabeza blanca). El color negro se debe a la reacción del aire sobre el sebo en los poros.
Finalmente, el exceso de sebo en los conductos produce una inflamación de las paredes. A continuación, el folículo se rompe y libera los aceites de la piel circundante. Esto se nota por elevaciones circunscritas de piel o protuberancias (nódulos) y también por abscesos y quistes (un espacio cerrado dentro de la piel llena de líquido o material de otro tipo).
Por último, las bacterias en la piel colonizan el sebo por el Propionibacterium acnes. Éste actúa sobre el sebo al degradar y producir ácidos grasos libres y otras sustancias que provocan la irritación y la inflamación. Esto se ve en la piel en forma de protuberancias rojas, nódulos y pústulas (elevaciones pequeñas de la piel que contienen pus, un líquido con bacterias y restos celulares).

Factores
Muy a menudo, hay tendencias familiares en personas que tienen acné. El influjo hormonal es un factor importante en el desarrollo del acné. En algunos clientes, los brotes de acné se producen antes de la menstruación y otras alteraciones físicas, tales como un aumento de vello en la cara (hirsutismo) y la pérdida del cabello (alopecia).

Dieta
Contrariamente a lo que se cree, no es un factor determinante. Sin embargo, algunos alimentos parecen estar relacionados con el desarrollo de lesiones de acné. Estos alimentos son el chocolate, los frutos secos, la leche y el exceso de productos lácteos, las comidas fritas (especialmente con manteca de cerdo o las grasas), los alimentos cocinados con mucho aceite y mantequilla, pizzas, cerveza, alcohol, café, té, especias, sal yodada excesiva, carne de cerdo, pescados y mariscos (gambas, ostras) y el exceso de cítricos. Es recomendable comer verduras frescas y frutas y beber mucha agua y zumo.

Otros factores
Otros factores que influyen negativamente: la tensión nerviosa, la falta de sueño, factores estacionales (el acné mejora en verano y empeora en invierno), la aplicación de cosméticos aceitosos (produce comedones), y la ingesta de ciertos medicamentos (esteroides, el litio, antiepilépticos y la isoniazida). Otro factor a tener en cuenta son las medidas de higiene.

Soluciones
Nuestro centro encontrará respuesta a cualquiera que sea el origen en su caso, ya que todos los tratamientos son personalizados y valorados por un profesional cualificado, el especialista le valorará y decidirá en su caso concreto cual será el más adecuado.

Contacta con nosotros

Déjanos tus datos y contactaremos contigo.


Persona de contacto:
Teléfono:
Email:
Asunto:
Pon el número que aparece en la imagen:
This Is CAPTCHA Image

He leido y acepto la política de privacidad



Tel. 628802438.